Historias de éxito - Campus Central

 

José Fulvio Alvizures Flores

Nací en una familia humilde que se dedica a la agricultura en la aldea San Felipe, perteneciente al municipio de Sansare. Soy el mayor de cuatro hermanos. Me fui a vivir a Sanarate a la casa de mis tías para estudiar desde la primaria hasta el diversificado.Visité diferentes universidades para conocer sobre las oportunidades de ayuda financiera que tenían. La UVG me pareció la mejor opción. Mis primos me motivaron a buscar información sobre las becas e ir a la UVG y me apoyaron durante el proceso de aplicación.  Para poder estudiar en la UVG me trasladé a la capital a vivir con mi tía.

Los primeros días en la Universidad fueron agradables, a pesar de no conocer muchas personas por ser del interior. El ritmo de vida de la ciudad es bastante diferente al del pueblo donde había vivido durante mucho tiempo, pero a la vez sentía el deseo de vivir una experiencia diferente.Desde el primero hasta el último año como universitario obtuve reconocimientos académicos por el buen promedio en los cursos, la clase más difícil fue inglés porque no tenía una buena base en el colegio. Uno de mis mayores logros fue pertenecer al grupo que obtuvo el primer lugar del premio IDEA, en donde concursaron estudiantes de varias universidades nacionales.

Al graduarme de la universidad empecé a trabajar como Ingeniero de Calidad en Mixto Listo, me gusta el área del concreto, y en 5 años espero tener una Maestría en Administración de Empresas, para que al adquirir la experiencia logre ser Jefe de Región. Además me gustaría dar clases en la UVG.

 

Luis Armando Jocol

GEDVNací en un hogar humilde en el municipio de la Esperanza, Quetzaltenango.  Mis padres carecían de recursos económicos; por lo que me llevaron al bienestar social donde estuve los primeros años de mi vida.  Inicie mis estudios con notas altas y triunfos artísticos.

Recuerdo que en mi adolescencia tuve que dejar de estudiar un año porque mis padres ya no podían apoyarme económicamente, por lo que me puse a trabajar como asistente de maestro de obra y con los ahorros continué estudiando.

El maestro Rafael Mazariegos me dio la idea de inscribirme en varios concursos de ciencia y de ahí empezó el gusto que tengo por la Química.

GEDVParticipé en las olimpiadas de ciencia en el año 2,000, donde logré el primer lugar de toda la República en Química.  Honor que me llevó a obtener una beca para estudiar en la Universidad del Valle de Guatemala;   Institución donde inicié en el año 2,001 la carrera de Ingeniería Química, donde más tarde me gradué con honores en el año 2,005.

Soy el primero en obtener un título universitario en mi familia, recuerdo que mi padre me decía que era ridícula la idea de estudiar, porque de todas formas iba a terminar trabajando como albañil.

Actualmente trabajo para la Corporación Multi Inversiones.  Gracias a la buena preparación de la UVG hoy tengo el honor y la responsabilidad de ser GEDVGerente de Investigación & Desarrollo para la División de Restaurantes para las marcas Telepizza y Pollo Granjero para Centro América y el Sur de México.

He tenido la oportunidad de viajar y conocer  mercados como: China, Indonesia, Estados Unidos, Centro América y México y ver la necesidad de adaptación rápida para conocer a los nuevos clientes y eso es parte del conocimiento que se adquiere en la formación académica y profesional “ADAPTACIÓN Y ANTICIPACIÓN” dos grandes competencias fundamentales para un ejecutivo de hoy.

Tengo una maestría en Administración Financiera que me ha permitido conocer los negocios de una forma más integral para ser más agresivo y certero en los desarrollos propuestos.

GEDVHe tenido la oportunidad desde el año 2007 de ser catedrático del Taller de Emprendimiento en Negocios en la UVG que me ha permitido actualizarme constantemente y estar atento a tendencias y discontinuidades que de otra forma sería difícil realizarlo y sobre todo conocer a las nuevas generaciones y la riqueza del intercambio.

A nivel de emprendimiento personal tuve la oportunidad de fundar una pequeña cadena de librerías populares en el interior del país, generando  fuentes de trabajo, promoviendo acciones para mejorar y apoyar a la educación en las localidades donde estamos operando, convirtiéndonos en un negocio de escala pequeña pero con visión de Responsabilidad Social Empresarial.

 

Luis Ángel Pinzón López

Mi familia se podría considerar como una familia típica, tengo la dicha de contar con mi padre y madre,  conviviendo con un hermano que es menor y los cuatro hemos sido muy unidos.

Durante mi primaria, secundaria y bachillerato estudié en el Liceo Guatemala. En el colegio fui el estudiante con mejor promedio académico desde el año 1999 hasta el 2007 y en el último año fui nombrado como el Bachiller del Año 2007, premio que se le da al estudiante con mayor promedio académico de la promoción. También fui ganador del Galardón De la Riva a la Excelencia Estudiantil 2007 por mi promedio académico.

La Ingeniería Química es un arte y una ciencia, que busca por medio de fenómenos químicos, físicos, biológicos o una combinación de los anteriores, transformar materias primas en productos útiles para la sociedad.  Mi curiosidad por cómo se dan estas transformaciones y las implicaciones que tienen en nuestra sociedad para obtener productos que mejoran la calidad de vida de las personas hizo que me inclinara a estudiar Ingeniería Química, ya que es una rama de la Ingeniería bastante compleja, pero con un gran campo de aplicación; desde cosas tan pequeñas y cotidianas como un lapicero hasta materiales pesados como acero para construcciones.

En mis estudios universitarios obtuve Diploma de Estudiante Distinguido en los años 2008, 2009, 2010 y 2012 por tener un promedio superior a 90 puntos por año y en el año 2011 obtuve el Honor al Mérito Académico por un promedio superior a 94.5 puntos en ese año. Al final de mis estudios obtuve el reconocimiento de Summa Cum Laude, por obtener un promedio superior a 90 puntos a lo largo de toda mi carrera universitaria.

Tuve la fortuna de ser beneficiado por el programa de ayudas financieras de la Universidad durante los 5 años de la carrera.  Fui becado por el Fondo de Becas  Dr. Fernando Biguria Soto, del tipo no reembolsable, la cual cubrió un 30% de mi colegiatura. 

Al momento de terminar la licenciatura tuve como meta posicionarme en el mercado laboral como un profesional joven, con mucha creatividad, con deseo de innovar y con las competencias técnicas esperadas de un Ingeniero Químico.

He tenido la oportunidad de cumplir esta meta ya que actualmente soy Asistente técnico de proyectos de litografía y tapa corona en Central de Empaques, en donde me dedico al diseño y desarrollo de productos nuevos.

En cuanto a los objetivos académicos también cumplí mi meta, obteniendo la máxima distinción al momento de graduarme y sobre todo, poder incursionar en la investigación científica. Esta oportunidad me la brindó el Departamento de Ingeniería Química, en el cual tuve y sigo teniendo la oportunidad de participar como asistente de investigación en proyectos relacionados con medio ambiente y energías renovables.

La vida de una persona se ve influenciada por las oportunidades que tiene para educarse y así obtener una profesión que le permita hacer algo que no sólo le permita subsistir sino que pueda vivir dignamente y que además aporte algo a la sociedad de la cual forma parte. La educación que me ha sido brindada en la UVG me ha permitido hacer lo que realmente me gusta, que es innovar por medio de mis conocimientos de Ingeniería Química, para tener la posibilidad de darle una mejor vida a mi futura familia y de poder aportar a la sociedad por medio de investigaciones científicas que amplían el conocimiento sobre temas de energía y medio ambiente y que tienen una aplicación práctica que permite mejorar la forma en la cual aprovechamos nuestros recursos.

La educación cambia a una persona, ya que afecta su pensamiento en una forma positiva. Ésta sirve como herramienta, con la cual se pueden superar muchos de los obstáculos que nos encontraremos al tratar de alcanzar una meta y considero que lo más importante es que la educación nunca deja de transformarnos; una persona que sigue educándose siempre tendrá un panorama más amplio cuando estudie cualquier proceso o suceso, por lo que no acaba al terminar una carrera sino que es algo que trasciende cualquier período de tiempo o a una rama del conocimiento en específico.